Noticias UNSL



This page is powered by Blogger. Isn't yours?
12 abr. 2011
 
Día Nacional del Kinesiólogo
Asociación Sanluiseña de Kinesiología

Mañana 13 de abril se celebra el Día Nacional del Kinesiólogo, motivo por el cual la Asociación Sanluiseña de Kinesiología emitió un artículo conmemorativo.

El Día Nacional del Kinesiólogo surge en esta misma fecha del año 1937, cuando el consejo directivo de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires dispuso transformar el curso de kinesiterapia en la Escuela de Kinesiología.

La carrera de Kinesiología tiene sus orígenes en Buenos Aires. En un principio duraba sólo 3 años, luego pasó a tener 4 años y en la actualidad posee la licenciatura y el doctorado en la Universidad de Buenos Aires.

Historia

Remitiéndonos a comienzos del siglo pasado -hacia 1909-, tenemos noticias del funcionamiento de una Escuela de Kinesioterapia, entidad de gestión privada que desarrollaba sus actividades en el Instituto de Fisioterapia del Hospital de Clínicas de Buenos Aires, con un plan de estudios de dos años.

La oficialización de la carrera se logra en 1922 con la resolución del consejo directivo de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires. Se crea el Curso de Kinesioterapia con dependencia del Instituto de Radiología y Fisioterapia con asiento en el Hospital de Clínicas con un plan de estudios de dos años teórico-prácticos. De esta creación nace la denominación de kinesiólogo.

Todas las actividades académicas se desarrollaron bajo la dirección médica siendo este tema una cuestión recurrente a lo largo de la conformación de la carrera. Esta dependencia generó nudos problemáticos no sólo en la configuración de los diseños curriculares sino también en la de las incumbencias profesionales y en la de los marcos legales que regulan la actividad profesional.

En 1937 se crea la Escuela de Kinesiología dependiente de la Universidad de Buenos Aires. Las modificaciones más importantes se centran en el plan de estudios en relación con la duración de la carrera y con las exigencias para la admisión de los estudiantes, otorgándose el título final de kinesiólogo, previo juramento hipocrático. Con el estatuto de escuela aparece la división entre kinesiterapia y kinefilaxia, situación que permite con esta última especialidad poder actuar en el área de prevención de la salud.

A nivel curricular, los cambios hacen referencia a la incorporación de disciplinas que les posibilitaron a los profesionales en kinesiología apropiarse de una base de conocimientos necesarios para realizar por sí mismos la evaluación del paciente. Este bagaje de contenidos permitió disentir con las órdenes médicas. Además, los aportes de otra materia como la Fisioterapia, posibilitó ampliar el ejercicio profesional en este campo que hasta entonces estaba vedado por pertenecer sus incumbencias a Radiología y Fisioterapia.

Durante los primeros años del gobierno democrático se aprueba el plan de estudios de cuatro (más uno) y luego el de cinco años; además, se otorga a los graduados el título final de licenciado en Kinesiología que luego, en 1989, se transforma en licenciado en Kinesiología y Fisiatría.

A partir de la década del noventa se incorporan a los planes de estudios diferentes materias tales como: Bioinformática y Rehabilitación Computacional; y Módulo de Atención Primaria de la Salud.
Otro avance en relación con la formación de los graduados en Kinesiología y Fisiatría se logró con el acceso al Doctorado en Kinesiología y Fisiatría para aquellas carreras de no menos de cinco años de duración. En esta coyuntura se devuelve a los kinesiólogos la jerarquía profesional.

Nota: Para información sobre el festejo del día del kinesiólogo comunicarse con secretaria de la ASK. - ask@ask.org.ar


Santiago Farenga. Presidente

Asociación Sanluiseña de Kinesiología





Email: prensa@unsl.edu.ar